El Parlamento de las Niñas y los Niños de México inició formalmente en abril de 2002 y su instrumentación se concretó con el Primer Parlamento celebrado en abril de 2003, fecha a partir de la cual se ha realizado de manera continua.

Se trata de una iniciativa interinstitucional coordinada por el Congreso de la Unión (representado de manera alternada por la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados) en la que han participado la Secretaría de Educación Pública, el entonces Instituto Federal Electoral, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

Cabe destacar que en las últimas tres ediciones se incluyó también como instancia convocante al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) y en las dos últimas ediciones ya no se contó con la participación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

Con representantes de cada una de estas instancias se conforma el Grupo Coordinador Institucional (GCI), que es la instancia responsable de definir los documentos normativos y el proceso para la realización de este ejercicio infantil.

Se ha celebrado de manera continua y en sus nueve emisiones ha cumplido con el objetivo de ser un espacio abierto para la deliberación y libre expresión de niñas y niños de edades de entre 10 y 12 años.

Parlamento de la Niñas y los Niños de México tiene como objetivos:

  • Promover la defensa y el ejercicio de los derechos de las niñas y los niños, contenidos en el marco jurídico nacional e internacional.
  • Contribuir a la formación cívica y ética de la niñez mexicana, reforzando sus competencias de opinión, de análisis y deliberación; así como su interés por participar en la solución de los problemas de su entorno.
  • Acercar a la niñez a las funciones y prácticas legislativas.
  • Favorecer que la niñez mexicana participe en procesos de toma de decisiones, construcción de acuerdos y rendición de cuentas.

Para dar cumplimiento a estos objetivos, la metodología del ejercicio se basa en el desarrollo de siete etapas:

  • Definición de documentos normativos (Calendario, convocatoria y cuadernillo de lineamientos)
  • Difusión de la Convocatoria.
  • La Elección de Representantes en el Espacio Escolar.
  • Registro de las y los Representantes Escolares ante las Juntas Distritales Ejecutivas del Instituto.
  • Realización de Convenciones Distritales para la elección de las y los Legisladores Infantiles (una por distrito electoral uninominal).
  • Integración y sesión de trabajo del Parlamento de las Niñas y los Niños de México en la Ciudad de México.
  • Rendición de cuentas de los Legisladores Infantiles, ante los representantes escolares que participaron en la Convención Distrital y autoridades locales.

Con este ejercicio de participación se ha propiciado el fortalecimiento de la transparencia, el conocimiento y la difusión de principios y valores universales de manera que, a través de las etapas de selección de los representantes infantiles, poco más de 70,277 niñas y niños de quinto grado de educación primaria o sus equivalentes en el Sistema Educativo Nacional de todo el país abordaron temas a través de los cuales nos presentaron la realidad que observan y viven en los espacios en los que se desarrollan, demandando así el ejercicio de todos y cada uno de los derechos a los que por su naturaleza son acreedores.

Desde su creación en 2003, este proyecto ha logrado un promedio de participación de 7,808 representantes escolares a lo largo de sus nueve ediciones.

En general, a lo largo de las nueve ediciones que se han llevado a cabo, los temas que con mayor frecuencia son seleccionados por las y los participantes son los relacionados con la pobreza, la marginación, el abandono, la violencia, la explotación sexual y laboral, la desnutrición, la falta de acceso a la educación, las adicciones o narcotráfico y la atención a la violencia contra los animales.

El mecanismo de elección de niñas y niños se basa en que las y los participantes expongan argumentos e ideas claras sobre un tema en particular y de interés general ante sus compañeros para obtener su voto y ser electos representantes escolares.

Es condición que los temas estén vinculados con los derechos establecidos en la Convención sobre los Derechos de la Niñez. La función de sus profesores y padres de familia es apoyar y propiciar que las niñas y niños participen con libertad, se hagan de información y expongan sus propias ideas.

Para preparar su exposición, la o el alumno puede obtener y utilizar información de libros, revistas, periódicos, internet o cualquier otro medio, y debe consultar el punto de vista y propuestas de solución de sus compañeros de grado para que el tema refleje un interés común.

Las ediciones del Parlamento han sido de carácter inclusivo, lo cual ha permitido contar con representantes de todas las modalidades educativas en nuestro país entre los que, además de los representantes de escuelas de educación primaria regular de sostenimiento público y privado, han participado estudiantes de los cursos comunitarios del Consejo Nacional de fomento Educativo (CONAFE) y de primarias indígenas.

Los órganos desconcentrados del INE son un pilar importante para promover la participación de alumnos en las escuelas, además de brindar de manera continua información y asesoramiento a los centros educativos que lo soliciten para llevar a cabo el proceso de elección de las y los Representantes Escolares.

Conoce la convocatoria

parlamento1